Specie
31, marzo 2022
RedPROMAR impulsa un proyecto de Seguimiento de Elasmobranquios en el archipiélago

  • Un programa de monitoreo biológico de elasmobranquios tratará de involucrar a todos los centros y clubes que desarrollen actividades subacuáticas en el archipiélago.


 



  • Una línea más técnica será la encargada de generar conocimiento sobre varias especies de tiburones, mantas y rayas mediante el uso de diferentes tipos de marcaje.


 


La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, e impulsado desde la Red de Observadores del Medio Marino de Canarias (RedPROMAR), está trabajando en el desarrollo de un proyecto de seguimiento de elasmobranquios en el archipiélago, cuya base se asienta en la ciencia ciudadana y se ramifica en acciones técnicas específicas que servirán para generar conocimiento sobre este grupo de especies tan importantes para los ecosistemas marinos canarios.


Los elasmobranquios, que comprende unas 800 especies entre tiburones, mantas y rayas, llevan evolucionando unos 450 millones de años. Esto les ha permitido especializarse en todos los ecosistemas marinos en los que se distribuyen, generalmente ocupando un nivel trófico elevado y contribuyendo a regular los ecosistemas.


En aguas del archipiélago se distribuyen más de 80 especies de elasmobranquios, cuyo turismo asociado de observación, genera anualmente más de 10 millones de euros de beneficio a las empresas canarias.


Pese a su gran importancia en los ecosistemas y en la economía, existe un declive en gran parte de las poblaciones de especies de elasmobranquios a nivel global. Desde 1970, las abundancias de tiburones y rayas oceánicas han disminuido en un 70%, mientras que la presión pesquera se ha incrementado 18 veces en el mismo periodo. Esta disminución en sus poblaciones hace que el riesgo de extinción global se haya incrementado hasta el punto en el que tres cuartas partes de las especies de elasmobranquios oceánicos están amenazadas con la extinción (Pacoureau et al., 2021).


Contar con herramientas eficientes que posibiliten su conservación y monitoricen su rol ecológico es fundamental, y resulta prioritario tanto para el futuro de los ecosistemas como para nuestro futuro asociado.


Actualmente, RedPROMAR dispone de más de 33.000 avistamientos registrados de más de 4.800 especies marinas diferenciadas, posicionándose como una de las redes de ciencia ciudadana de referencia a nivel mundial. Sin embargo, los elasmobranquios representan en torno a un 6% del total de avistamientos. De lo que cabe inferir, que pese a ser un grupo objetivo del turismo de buceo, existen en torno a los elasmobranquios ciertas dificultades logísticas de observación y muchas lagunas de conocimiento: zonas de distribución y agregación, movimientos inter e intrainsulares, ecología y biología, etc. En el caso del seguimiento de especies que realiza RedPROMAR con base en la Ciencia Ciudadana Marina, contar con información sobre ciertas especies de estos grupos resulta clave para disponer de información sobre la evolución de los ecosistemas marinos canarios.


Por todo ello, el proyecto de Seguimiento de Elasmobranquios en el Archipiélago Canario, tiene como finalidad última la conservación de los mismos, por ser parte fundamental en el correcto funcionamiento ecológico de los mares canarios. Y sus objetivos son:



  1. Desarrollar, desde una base sólida de Ciencia Ciudadana, acciones colaborativas para el fortalecimiento del conocimiento, así como para la divulgación de la importancia de este grupo.

    1. Impulsar un Programa de Monitoreo Biológico basado en ciencia ciudadana que permita identificar ejemplares, áreas de cría, áreas de agregación, épocas de presencia y zonas de distribución mediante el desarrollo de entrevistas semi-estructuradas con usuarios frecuentes de playa (pescadores artesanales, pescadores deportivos, centros y clubes de buceo y apnea) y el fortalecimiento de la RedPROMAR en materia de elasmobranquios.

    2. Generar talleres de divulgación y formación para contribuir al cambio de percepción sobre este grupo de animales en el archipiélago canario, destinado a diferentes niveles laborales y educativos.



  2. Contribuir al conocimiento ecológico de estas especies en el Archipiélago Canario para fortalecer la divulgación científica posterior, mediante trabajos técnicos específicos.

    1. Describir los patrones de movimientos horizontales y verticales, en áreas previamente delimitadas a pequeña escala, de ciertas especies de interés de conservación, mediante el uso de telemetría acústica.         

    2. Comprender los movimientos generales inter/intra insulares y macaronésicos, si los hubiese, de especies oceánicas mediante el uso de telemetría satelital y marcaje visual.

    3. Identificar áreas de reproducción, cría y fidelidad al sitio, mediante el uso de marcas visuales y acústicas.



  3. Compartir este conocimiento adquirido con las administraciones pertinentes, con el fin de servir para el desarrollo de protocolos y medidas apropiadas que contribuyan a facilitar las tareas de gestión del turismo de observación de fauna marina, así como de la pesca tanto profesional como deportiva.

  4. Vincular la información obtenida con la Estrategia Marina para la demarcación canaria, para favorecer el cumplimiento de los diferentes objetivos ambientales a través de los diferentes descriptores vinculados.


Esta actuación se enmarca en los objetivos de divulgación de la RedPROMAR del Gobierno de Canarias para el seguimiento y vigilancia de la biodiversidad marina y está cofinanciado por el Programa Operativo FEDER Canarias 2014 – 2020.